//La importancia de elegir la almohada adecuada

La importancia de elegir la almohada adecuada

Además de sofás nuevos baratos, ponemos a tu disposición un amplio surtido de colchones y almohadas para garantizar un descanso reparador. Del mismo que hay que prestar atención a la calidad del colchón, hay que asegurarse de que la almohada que se elija sea la adecuada.

Un descanso deficiente dejará secuelas para el resto del día. Si queremos disfrutar de un descanso pleno y reparador tenemos que evitar las almohadas de mala calidad ya que sólo conseguiremos levantarnos con dolor de cabeza o de cervicales. En Muebles El Chollazo te insistimos en que la cabeza, el cuello y la columna vertebral han de estar alineados.

El tipo de almohada ideal va depender de algún modo de la forma de dormir de cada persona. Para las que lo hacen boca arriba las recomendables son las que no son demasiado gruesas. En cambio, si habitualmente se duerme de lado se necesitará una más gruesa. Se trata de que el cuello no se apoye sobre el hombro y nos provoque molestias. Te recordamos que, para dormir boca abajo, las más aconsejables son las almohadas blandas, flexibles y finas. Mejor que sean de plumas o fibras sintéticas para colocar mejor el relleno.

Lavar el relleno al menos tres veces al año

Por otro lado, las almohadas con sistema de memoria son perfectas si te mueves mucho. Por su parte, las de látex y las viscoelásticas son muy fáciles de lavar y tienen una larga vida útil. Las primeras son más suaves y las otras son más firmes y se adaptan mejor.

Las almohadas de látex han de ser ventiladas y volteadas con más frecuencia para que este material no se deforme. En cambio, las viscoelásticas ya cuentan con un sistema de ventilación propio. Son perfectas si se tiene migraña, jaqueca o problemas cervicales.

Al lavar las almohadas, hay dos partes básicas: la funda y el relleno. La funda se lava en la lavadora. Lo recomendable es lavar el relleno de las almohadas al menos tres veces al año. Es importante leer la etiqueta del fabricante para evitar que se deformen o pierdan alguna de sus propiedades. Asegúrate de que no tengan ningún roto o descosido.

En definitiva, a la hora de comprar almohadas no podemos guiarnos únicamente por el precio. Es una de las recomendaciones básicas de la OCU. No se trata más que de invertir en salud y en bienestar.

By | 2019-03-12T12:15:46+00:00 marzo 12th, 2019|Blog|0 Comments

Leave A Comment

×
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?